Logotipo FDF

F DE FUTBOL

Quien se compara con Messi, queda retratado
Xavi Hernández
INICIO JORNADA

Selección Española

VÍDEOS CLASIFICACIÓN
Celta

El Celta de Vigo es un club de fútbol de la Primera División de la ciudad de Vigo, disputa sus partidos como local en el Estadio de Balaídos inaugurado en 1928, con una capacidad de 31.800 espectadores.

 

Fundado en 1923 por la fusión del Vigo Sporting y el Real Fortuna, se solicitó al rey Alfonso XIII la denominación de "real"  tomando el color el celeste para representar así a Galicia.

El 23 de marzo de 1924 el Real Club Celta de Vigo se estrenaba por primera vez en una competición nacional; la Copa de España, mientras seguía su andadura en torneos regionales.

A principios del año 1928 los clubes más importantes del país crean la Primera División, pero el club queda excluido por la negativa de clubes como el Deportivo de la Coruña (de ahí su rivalidad).

El ansiado ascenso a 1ª División se consiguió al conquistar el título de Segunda en la temporada 1935/36. El Celta se convertía así en el primer equipo gallego en alcanzar la división de honor del fútbol español.

 

Debido a la suspensión de las actividades deportivas por causa de la Guerra Civil (1936-1939), el ascenso se vio postergado a la temporada 1939/40, iniciándose así una etapa dorada, con 20 años de presencia casi ininterrumpida en la élite, a excepción de la temporada 1944/45, que purgó en la Segunda División.

 

En la temporada 1947/48, bajo la dirección del mítico guardameta Ricardo Zamora, el Celta logró terminar la temporada en cuarta posición, en lo que sería una de las mejores campañas. Esta temporada tuvo su rúbrica con el subcampeonato de Copa del Generalísimo.

El final de esa década de esplendor llegó con el descenso en la temporada 1958-59. El purgatorio de Segunda se prolongó durante casi toda la totalidad de la década de 1960, logrando la vuelta en la temporada 1968/69.

El Celta de los años 70 volvió a marcar hechos en el fútbol gallego. Luego de una temporada de reencuentro con la categoría, dirigido por Juanito Arza, mantuvo Balaídos invicto y concluyó la liga en un sexto lugar,  clasificándose para la primera edición de la Copa de la UEFA.

A partir de la temporada 1974/75 el Celta se instala en el "ascensor", encadenando descensos y ascensos entre Primera y Segunda. Así, al descenso de la campaña 1974/75 siguieron un ascenso en la 1975/76, un nuevo descenso en la temorada 1976/77 y otro ascenso en la 1977/78. Tanta inestabilidad acabó por pasar factura, y tras el descenso a Segunda División de la temporada 1978–79, un nuevo descenso: a la Segunda División B en la temporada siguiente.

Con la contratación del técnico yugoslavo Milorad Pavić, se obró el milagro: dos ascensos consecutivos para recuperar el esplendor perdido. El tercer año de Pavic (ya en Primera), concluyo con un nuevo descenso.

Las temporadas 1983/84 y 1984/85, en Segunda División, se vivieron de forma muy distinta; en la primera el ascenso se escapó finalmente por un solo punto, en la temporada siguiente, dirigido por Félix Carnero, logró su objetivo en una liga.

La temporada 1985/86 supuso un nuevo fracaso con un equipo gafado, por lesiones, baja forma, e incluso servicio militar. Finalmente, el Celta conseguiría el ascenso la temporada siguiente. 

Tras una temporada nefasta, la 89/90, en la que el Celta tan sólo logró 5 victorias y descendió a Segunda, la campaña 90/91 se presentaba con la necesidad imperiosa de ascender a la Primera División. Fue la entrada en escena de Gudelj, y sus goles, pichichi en Segunda.

 

En Agosto de 1995, se da la crisis de los avales, el club es descendido a Segunda División B junto con el Sevilla por unos errores administrativos, finalmente se organizaría una liga de 22 equipos.

 

Con el fichaje de Irureta para el banquillo, Mostovoi, Karpin y Mazinho en el campo, el Celta consiguió puestos europeos en la última jornada. Tras una magnífica campaña, entró en UEFA el año siguiente, pero su brillante trayectoria acabó en cuartos por el Olimpique de Marsella.

 

Tras una temporada 99/00 irregular durante todo el campeonato doméstico se accedería a competiciones europeas a través de la Copa Intertoto, único título del Club hasta la fecha.

 

Durante la temporada 2003-2004 Lotina fue destituido tras los malos resultados, y tras un breve paso de Antic, finalmente descendió. Con un equipo renovado, el Celta se dispuso a retornar a la máxima categoría lo antes posible. A pesar de los altibajos iniciales, logró el ansiado ascenso, y una cómoda permanencia con clasificación UEFA incluida en la siguiente campaña.

 

El Celta comenzó de forma muy irregular la temporada, en la Copa de la UEFA mostró un buen nivel, aunque no pasaría de 1/16 de final, y  volverían a Segunda.

 

Tras una nueva remodelación de la plantilla, el Celta apostó claramente por la cantera a partir de la temporada 2009/2010. En Liga el equipo realiza una actuación irregular, consumando la salvación matemática a falta de dos jornadas, en un partido imborrable para la memoria del celtismo: RC Celta - Alavés.

 

Al finalizar la temporada 2009/10 se anunció la contratación de un nuevo entrenador, Paco Herrera,  iniciando un proyecto, con pocos fichajes de nivel y cantera, y aunque no se consiguió el ascenso por poco, se confío en dar continuidad al proyecto y con pocos cambios, logrando un ascenso cómodo pero sufrido.

 

En el regreso a Primera División, logra el record de 22.500 abonados, y apuntilla el bloque del ascenso con figuras para afrontar el objetivo de la permanencia.